Artículo en La Razón del 26 de enero de 2017

Al resguardo del AireAl Socaire, que debe su nombre a una expresión marinera que significa “al resguardo del aire”, es el nuevo restaurante de la Casa de Cantabria de Madrid, ubicada a escasos metros del Retiro y de la nueva milla de oro de la restauración en la capital (entre Menéndez Pelayo, Ibiza y Narváez). Pero sobre todo, es un proyecto valiente en el que sus artífices, tres mujeres cántabras en plena madurez profesional, se han embarcado no por necesidad sino por la ambición de triunfar por sí mismas en una plaza tan exigente como es la capital.

Descargar artículo completo en pdf

Guardar